La importancia del deporte en la formación de un niño

Practicar un deporte no debería ser una actividad secundaria en la vida de tu hijo, sino una necesidad primordial para que alcance un desarrollo integral durante sus años formativos. Por ello, la UNESCO(1) señala que el deporte es una de las actividades que favorecen un crecimiento óptimo en los niños.


 

Son varios los beneficios que se obtienen por practicar algún deporte: físicos, mentales, sociales e incluso, personales. Pero, ¿en qué sentido? Básicamente porque el deporte les permite complementar su desarrollo cognitivo, sensorial y motriz.

Por ejemplo, en el nivel intelectual, les permite actuar mediante la planeación de estrategias, razonamiento, atención, concentración y memoria; además de contribuir con un desarrollo óptimo del pensamiento abstracto y formal. Asimismo, la práctica deportiva fomenta valores tales como el trabajo en equipo, la empatía o la solidaridad, entre otros. 

Ahora veamos otros aspectos por los que el deporte resulta esencial para la formación integral de un niño:

Manejo de emociones

El deporte conecta a los niños de forma física con el entorno, por lo que despierta en ellos una serie de emociones y les enseña a manejarlas de un modo adecuado.

La práctica deportiva les enseña a ser persistentes, a respetar las reglas, a ser solidarios, a tolerar la frustración, a manejar la felicidad o la tristeza y a controlar su ego; mejora su autoestima y los enseña a adquirir responsabilidades.

Desarrollo de disciplina

Una de las tareas más difíciles de enseñar a los niños es la disciplina, pues ellos tienden a adquirir conductas que los hagan sentir libres. Una excelente opción para ello es el deporte, pues al practicarlo se conjuga un ambiente de juego con una mentalidad de constancia y respeto por lo que compiten.

Además, aprenden a respetar sus horarios de entrenamiento, a usar el uniforme adecuado, el respeto a sus compañeros y entrenadores, a seguir instrucciones.

Trabajo en equipo

Mediante la práctica del deporte, los niños aprenden que los logros obtenidos son resultado tanto de su esfuerzo personal como el de cada uno de sus compañeros. Por ello, aprenden a plantearse objetivos, a trabajar duro y en conjunto para conseguirlos.

También aprenden a resolver sus diferencias mediante el diálogo, a encontrar distintas alternativas en el juego, a aceptar las derrotas o victorias y a reaccionar positivamente frente a los errores propios y de los demás.

Amistades

Una de las mejores formas de entablar nuevas amistades es practicando algún deporte. Al formar parte de un equipo se relacionan con otros niños que tienen personalidades diferentes, lo que los lleva a comprender y respetar a los demás mediante la convivencia en un espacio propicio para una relación sana entre ellos.

 


¡Ya lo sabes! Es muy importante que los niños practiquen un deporte desde pequeños, ya que son varios los beneficios que influyen positivamente en su salud física, mental y emocional. Haz que tu niño aprenda a vivir a través del deporte.

El-Roble_Guia-1_Como-formar-un-hijo-talentoso-responsable-exitoso-y-sobre-todo-feliz

 


Referencias:

Unesco. (21 de noviembre de 1978). Carta internacional de la Educación Física y el Deporte. Unesco. Recuperado de http://unesdoc.unesco.org/images/0021/002164/216489s.pdf

Nosotros

Somo un Colegio laico, mixto y bilingue para brindar la mejor educación a nuestros alumnos.

CATEGORÍAS